Red PyPGamers
  • Registrarse


Garrosh Grito Infernal, el guerrero

Publicado en Noticias HearthStone por  , el Jueves 26/6/2014 - 20:00

Nueva historia en el blog oficial sobre otro de nuestros Héroes de Hearthstone: Garrosh Grito Infernal.

Podéis acceder aquí a nuestro artículo sobre Garrosh Grito Infernal junto con todas sus cartas.

Fuente

Garrosh Grito Infernal, hijo del legendario Grommash Grito Infernal, descubrió su valía bajo la tutela de Thrall, maestro de los elementos y poderoso chamán. Como parte de la Horda de Thrall, Garrosh demostró ser un terrorífico guerrero y un extraordinario comandante de guerra. Como Jefe de Guerra de la Horda, vivió un meteórico ascenso y un trágico descenso provocado por su nepotismo y su sed de poder. Dichos acontecimientos marcaron el camino de este complejo personaje: un orco inseguro, fuera de su elemento, intentando estar a la altura del legado de su padre. Garrosh buscaba traer honor, gloria y prosperidad a su pueblo, pero sus buenas intenciones solo allanaron el camino hacia la destrucción.

Garrosh_HS_Blog_Thumb_3_CK_500x250.jpg

Con el paso de los años, el hijo de Grommash se ganó un lugar destacado dentro del clan Mag’har en Terrallende, hasta tal punto que Thrall lo invitó a la capital orca de Orgrimmar, en Azeroth, para que se convirtiera en uno de sus consejeros. Ya en la capital de la Horda, Garrosh descubrió que los orcos no prosperaban en Orgrimmar como debían, sino que simplemente sobrevivían. No podía entender por qué Thrall había tomado ciertas decisiones, que parecían más centradas en expiar el pasado y preservar la paz que en hacer lo que fuera necesario para atender las necesidades actuales de su pueblo. De igual modo, se preguntaba por qué Thrall no se valía de todo el poder de la Horda para eliminar a sus enemigos y obtener por la fuerza lo que necesitaba. Este conflicto fortaleció la decisión de Garrosh de restaurar la verdadera gloria de Orgrimmar y garantizar la prosperidad del pueblo orco, independientemente de qué o quién se pusiera en su camino.

Garrosh llegó a la conclusión de que la Alianza era el enemigo inequívoco de la Horda; un obstáculo que impedía a la Horda ascender del sufrimiento a la verdadera prosperidad. La Alianza anulaba a la Horda en todo momento, compitiendo por los recursos, asaltando sus asentamientos y matando a su pueblo. Para Garrosh era obvio que el camino a seguir era destruir la Alianza y asegurar la tierra y los recursos de Kalimdor para la Horda.

Garrosh_HS_Blog_Thumb_8_CK_500x250.jpg

Cuando se desató una invasión de no muertos por todo Azeroth y sus habitantes sufrieron el regreso de la Plaga, Garrosh fue nombrado señor supremo de la ofensiva Grito de Guerra para liderar al principal ejército de la expedición de la Horda a Rasganorte, la tierra de la que provenía la invasión de no muertos y dominio del Rey Exánime. Garrosh utilizaba tácticas agresivas y brutales, en ocasiones temerarias. Guerreó contra la Alianza casi tan a menudo como contra los lacayos no muertos del Rey Exánime. A pesar de todo, no había duda de que Garrosh era un comandante de guerra excelente, y los ejércitos de la Horda regresaron de Rasganorte henchidos de gozo por la victoria frente a las fuerzas del Rey Exánime.

El triunfal regreso de Garrosh a Orgrimmar fue motivo de grandes celebraciones, y Thrall le otorgó el hacha de Grommash, Aullavísceras, en honor a sus victorias contra la Plaga. Pero no todo era dicha en Orgrimmar. Por razones desconocidas en ese momento, los espíritus de los elementos se habían vuelto violentos e ingobernables, interrumpiendo rutas de suministro cruciales y agotando los recursos de la ya necesitada capital de la Horda.

Garrosh_HS_Blog_Thumb_4_CK_500x250.jpg

El caos entre los espíritus elementales se fue intensificando hasta el punto de que la misma Orgrimmar fue asaltada por los elementales de fuego y tierra, y todo Azeroth se vio amenazada. Thrall se dio cuenta de que este asunto se le estaba yendo rápidamente de las manos, y decidió viajar a Nagrand para pedir consejo al sabio chamán que allí vivía y encontrar una solución.

Al quedar Garrosh como el único entre los orcos con la estatura y popularidad suficientes para ser Jefe de Guerra provisional, Thrall le convocó en el Fuerte Grommash y le entregó temporalmente el liderazgo de la Horda. El movimiento pilló por sorpresa a Garrosh. Estaba orgulloso de sus hazañas en combate, pero desconocía los tejemanejes de la política y la negociación. Comunicó a Thrall sus reservas, pero este las ignoró y garantizó a Garrosh que tendría el apoyo de sus consejeros, como el poderoso gran jefe tauren Cairne Pezuña de Sangre. Decidido a hacer lo mejor para la Horda, Garrosh aceptó el rol de líder.

Garrosh_HS_Blog_Thumb_7_CK_500x250.jpg

Por un tiempo, Cairne y Garrosh trabajaron bien juntos, pero eso no podía durar. Cairne, quien estaba seguro de que la salvaje brutalidad de Garrosh era demasiado peligrosa, desafió a este a un duelo ritual por el derecho a liderar la Horda. Esa era exactamente la oportunidad que la matriarca tauren Magatha Tótem Siniestro había estado esperando y no dudó en envenenar secretamente Aullavísceras antes del duelo. Fue un combate titánico ya que, a pesar de su avanzada edad, Cairne era un experimentado y poderoso guerrero. Cuando este consiguió una posición de ventaja, Garrosh lanzó un tajo desesperado que destrozó el arma de Cairne y le produjo un corte superficial en el pecho. Cairne empezó a vacilar a medida que el potente veneno de Magatha recorría sus venas, y Garrosh aprovechó la oportunidad para asestar el golpe definitivo. De igual forma que su hacha envenenada, este episodio contaminaría la labor de Garrosh como Jefe de Guerra y auguraría la envenenada relación entre Garrosh y los líderes de las demás razas de la Horda.

Garrosh_HS_Blog_Thumb_6_CK_500x250.jpg

Garrosh siguió priorizando lo que él percibía como el bienestar de la Horda por encima de la diplomacia o las maniobras políticas, incluso dentro de su propia facción. Garrosh amplió su campaña contra la Alianza e inició conflictos por todos los rincones de Kalimdor. Gracias a una serie de ataques y maniobras estratégicas, Garrosh consiguió que muchas de las más excelsas mentes militares de la Alianza se concentraran en Theramore. En ese momento, Garrosh hizo lo impensable: ordenó que se detonara en la avanzada de la Alianza una bomba de maná, un arma con un inmenso potencial destructivo. Sus efectos fueron devastadores, y la ciudad quedó reducida a un cráter humeante. Aunque el ataque a Theramore supuso una importante victoria militar, los miembros no orcos de la Horda quedaron horrorizados por las acciones de Garrosh. El resultado final del ataque fue una Horda fraccionada y vulnerable. Algunos de sus miembros quedaron resentidos y recelosos del liderazgo de Garrosh, incluso al borde de la rebelión. Consciente de la creciente inquietud dentro de su facción, Garrosh se enfrentó a la incipiente insurrección de la forma que mejor sabía: con brutalidad desmedida. Dejó claro que el miembro de la Horda que no estuviera dispuesto a participar en los esfuerzos de guerra contra la Alianza era un traidor que se enfrentaría a la ira de sus fuerzas de élite Kor'kron. Para empeorar las cosas, los acontecimientos de Theramore no hundieron la moral de la Alianza como Garrosh había planeado; en cambio, ahora la Alianza estaba unida por un objetivo común y dedicada como nunca antes a la derrota de la Horda.

Garrosh_HS_Blog_Thumb_1_CK_500x250.jpg

No quedaba esperanza para soluciones diplomáticas; la Alianza estaba ahora sumida en una guerra a gran escala con la Horda. Con el descubrimiento de Pandaria, las fuerzas de Garrosh se encontrarían con la Alianza en un choque sin fin. No obstante, Garrosh desconocía que Pandaria escondía un secreto: los Sha. Estas criaturas, nacidas de la muerte del antiguo dios Y’Sharrj, son manifestaciones físicas de emociones negativas como la ira, el orgullo o el odio. En vez de ver los peligros inherentes a los sha, o comprender que la guerra los estaba fortaleciendo, Garrosh se convenció de que podría controlar el poder que emanaba de ellos. Garrosh quiso convertir a la Horda en un arma que pudiera controlar Azeroth de una vez por todas. Perdió la paciencia con la disidencia de la Horda y su reinado se volvió totalmente despótico. Su misión para obtener el poder de los Sha le llevó a cometer una atrocidad tras otra. Ordenó que asesinaran al líder trol Vol’jin, aunque el intento fracasó, e hizo sonar la Campana divina, un artefacto que convirtió a sus leales soldados en horrores infestados de los sha. Tomó medidas drásticas: calificó de traidores a toda la tribu de trols de Lanza Negra con motivo del "asesinato" de Vol’jin, y ordenó que muchos de los no orcos de Orgrimmar fueran encarcelados o ejecutados.

Garrosh_HS_Blog_Thumb_9_CK_500x250.jpg

Las acciones de Garrosh desencadenaron una revuelta a gran escala, llamada la Rebelión Lanza Negra, entre los miembros disidentes de la Horda. Liderados por Vol’jin y con la ayuda de la Alianza, se alzaron contra él. Garrosh no se dejó intimidar, aún determinado a absorber el poder de los seres más oscuros de Pandaria. Sumergió el Corazón de Y’shaarj en un estanque sagrado, en uno de los enclaves más sagrados de Pandaria. El poder oscuro del Corazón reacción con el estanque sagrado, provocando una oleada de poderosa energía sha que destruyó y corrompió todo el área circundante. Aunque ahora el Corazón tenía energía, los rebeldes de la Horda, los pandaren y la Alianza se aliaron contra Garrosh, obligándolo a enfrentarse a todos dentro de una fortaleza subterránea bajo Orgrimmar. Garrosh no tenía miedo. Había convertido a la Horda en una temible máquina de guerra y aún tenía a muchos soldados leales. Ahora disponía de un poder prohibido e inconmensurable. Estaba decidido a alzarse vencedor frente a sus adversarios y, con el poder de los sha en su mano, hacer que Azeroth cediera ante su voluntad para garantizar la victoria final de su "verdadera" Horda.

Garrosh_HS_Blog_Thumb_CardOnly_CK_500x250.jpg

Garrosh es un personaje controvertido, pero una cosa está clara: ¡siempre está listo para exhibir su poder en el campo de batalla de Hearthstone! Raras veces se separa del hacha de su padre y, con su terrorífico filo ha destrozado a los más poderosos rivales. Con cada golpe, esta poderosa hacha parece aullar por la sangre de sus víctimas. Ahora puedes usar el épico poder de Aullavísceras en tu mazo de guerrero para para partir en dos a esbirros desgraciados, o asestar el golpe definitivo a tus rivales, igual que hicieron Grommash y Garrosh.

Esperamos que hayáis disfrutado de este repaso al tumultuoso pasado de Garrosh y a su papel en Hearthstone.

También podéis leer la historia de otros héroes de Hearthstone:

Rexxar – Gul’dan – Valeera – Anduin – Thrall – Jaina – Uther – Malfurion

 

¿No tienes suficientes permisos para escribir un comentario? ¡¡ Regístrate de forma gratuita o accede con tu cuenta !!

Cada compra colabora con la web

WowChakra está retransmitiendo

ÚLTIMOS MAZOS

VTEM SlideshowVTEM SlideshowVTEM SlideshowVTEM Slideshow

Foro Últimos Temas

  • No hay mensajes a mostrar

UNETE A PLAYHS.ES